6 . ¿Qué más debo saber sobre la violencia de género?

hombre enojado dando flores a mujer en silla de ruedas

HERRAMIENTAS:

Seguramente has escuchado hablar de conceptos como patriarcado, machismo, capacitismo y amor romántico, aquí te explicamos cómo se relacionan con la violencia de género.

La violencia hacia las mujeres con discapacidad es causada principalmente por el patriarcado, el machismo y el capacitismo.
Es decir, existen formas de pensamiento y su práctica que originan las violencias.

El patriarcado, el machismo y el capacitismo se expresa de distintas maneras, por ejemplo, en burlas, groserías, frases, juegos, pero también como violencia física, psicológica, sexual y otras.

PATRIARCADO:

El patriarcado es una forma en que se organizan los gobiernos y la sociedad que da ventajas a los hombres y no permite a las mujeres decidir sobre sus vidas.
De acuerdo con la historia el patriarcado ha existido desde la antigüedad y actualmente está presente en todas las culturas en todos los países del mundo. La principal característica del patriarcado es la autoridad masculina como eje de poder en las familias, en la comunidad, en el grupo social y en el sistema social.
Las sociedades patriarcales dan tareas a las personas en función de su pertenencia a uno u otro sexo: a las mujeres se les confiere un rol reproductivo, ligado al cuidado de la familia, al sostenimiento del hogar y al espacio privado, y a los hombres un rol productivo, el del trabajo remunerado, el espacio público y la toma de decisiones.

MACHISMO:

Significa pensar o realizar acciones basadas en controlar a las mujeres y darles menos valor y pensar que los hombres son superiores y con más valor. Por ejemplo:
● Se piensa que pegarle a una mujer está bien porque se lo merece
● Se defiende al papá porque estaba borracho y enojado cuando golpeó a su hija.
● Se cree que las tareas domésticas son solo para las mujeres
¿Qué otros ejemplos conoces tú?

CAPACITISMO:

Significa pensar o realizar acciones basadas en dar menos valor y discriminar a las personas por su discapacidad. Por ejemplo:
● Pensar que una persona no puede hacer cosas por su discapacidad.
● Maltratar a una persona con discapacidad porque le cuesta trabajo hacer una actividad.
¿Qué otros ejemplos conoces tú?
Algunos ejemplos que vivimos específicamente las mujeres con discapacidad porque coinciden el patriarcado, el machismo y el capacitismo en nuestras vidas son:
● Se piensa que somos mujeres incompletas por vivir con una discapacidad
● No se nos deja decidir sobre nuestro propio cuerpo porque se cree que no sabemos tomar nuestras decisiones
¿Qué otras situaciones has vivido tú?
Tenemos que aprender a identificar y evitar ese patriarcado, machismo y capacitismo para vivir sin violencias.

MITOS DEL AMOR ROMÁNTICO:

Pensamos que el amor que sentimos es algo natural de las personas, que nacemos sabiendo amar, pero no es así, las personas aprendemos a amar.
La sociedad en la que vivimos y la cultura nos dicen cómo amar, aprendemos de lo que vemos en casa, de otras familias, amigos, en los cuentos, en la televisión, en la música, en la radio, en las películas, aunque estas formas de amar no sean sanas ni respetuosas.
El modelo de amor que conocemos y reproducimos es el modelo de amor romántico, el que vemos en los cuentos clásicos con los que hemos crecido como La Cenicienta, La Bella y la Bestia, Blancanieves, La Bella Durmiente, en donde las princesas de estos cuentos dependen de sus padres o el príncipe, son indefensas, necesitan ayuda de un hombre para ser salvadas, dejan de lado sus intereses personales para atender y cuidar a otros, y tienen como único fin casarse.
Mientras que a los príncipes se les presenta como valientes, luchadores, fuertes, decididos, con iniciativa, etc.
Se nos han vendido la idea de que un príncipe azul salvará a la chica indefensa de los males que enfrenta y vivirá feliz para siempre. Este modelo de amor está basado en roles para las mujeres y los hombres. Los roles de género son las reglas y comportamientos de las personas dentro de la sociedad. La sociedad dice que existe una función para los hombres que es diferente a la función para las mujeres. Por ejemplo, mucha gente piensa que sólo las mujeres deben de cuidar a la familia y hacer el trabajo del hogar.
Este amor romántico está lleno de mentiras como las que te explicamos a continuación:

● Pensar que hay una sola forma de amar, universal que reconoce que todas las personas viven y aman de la misma manera, estén donde estén, sean quien sean.
● Creer en el alma gemela, esta es una mentira que plantea que hombres y mujeres tienen, siempre los mismos deseos y necesidades. Frases como “sin ti no soy nada” refuerzan y alimentan esta mentira.
● La media naranja, esta creencia es una mentira que entiende que las personas somos seres incompletos y que necesitamos a otra persona, la pareja, para completarnos y, así, ser felices. Nos hace personas dependientes, ya que, sin una pareja, no conseguimos ser seres completos, independientes, autónomos y felices.
● Pensar que las mujeres, a través de nuestro amor cambiaremos al hombre que amamos. Las personas solo cambian por decisión personal no por deseos de otras personas.
● “Quien más te quiere te hará llorar”: Una mentira que entiende el sufrimiento como parte del amor.
● Si te cela es porque te ama, esto es una mentira, quien te ama confía en ti. Este mito se usa para justificar comportamientos egoístas, injustos y violentos.
● Tu pareja puede decidir todo por ti. Tú no puedes compartir tiempo con otras personas ni dedicarte a hacer lo que te gusta.
● Debes dejar de ser como realmente eres para gustarle a él, tienes que ser perfecta.
● Pensar que porque tenemos discapacidad no merecemos ser amadas o que necesitamos a alguien para sentirnos seguras.
● Conformarnos con la primer pareja que tengamos porque será la única que encontremos.

Pero el amor no tiene nada que ver con estas mentiras, no podemos establecer ninguna relación entre amor y violencia. Nunca el amor va a ser una forma de violencia, ni la violencia una forma de amar.
Hay otras formas de pareja posibles y existentes además de las heterosexuales, pero independientemente de cuales sean las preferencias, todas las relaciones afectivas deben de estar basadas en la no violencia. Estas relaciones amorosas tienen como principal base el respeto mutuo.

Debes saber que:
· Tú eres una mujer completa, única y especial y no necesitas tener una pareja para ser feliz.
· No tienes que aguantar malos tratos de nadie, si alguien te ama te respetará.
· Llegarán a tu vida muchas personas con las que podrás decidir relacionarte.
· La libertad no es algo que te dan, es algo que tienes.

El respeto no se trabaja, se ejerce.
● Los celos no son amor, sino inseguridad y posesión.
● Las relaciones sexuales no son expresiones de amor hacia la otra persona, sino deseos propios y consensuados.
● El amor no es entrega incondicional, esto se llamaría sumisión.
● Nadie cambia por amor, cambia o evoluciona por deseo propio y no por satisfacer a otra persona.

Existen pilares fundamentales en cualquier tipo de relación no basada en la violencia:

imagen de manos estrechandose

Respeto

imagen de mujer abriendo los brazos libre

Libertad

imagen de mujer con discapacidad visual y un hombre sin discapacidad

Igualdad

imagen de mujer en silla de ruedas con hombre felices

Confianza

Si existen estos pilares tu pareja:
• Respeta lo que tú no quieras hacer sin obligarte a hacer algo que ella desea.
• Tendrá total confianza en ti, igual que tú en ella.
• Valorará tu forma de ser: pensamientos, sentimientos, inquietudes… aunque sean contrarias a las suyas.
• No necesita saber qué haces, dónde estás o con quién estás en cada momento.
• Te trata con respeto sin hacer comentarios hirientes, tales como: Tú de esto no sabes, te encuentras así porque estás con la menstruación, esa ropa te queda fatal, entre otros.
• No te chantajeará, obligándote a mantener relaciones sexuales si tú no quieres.
• Respetará tus hobbies, tiempos, amistades, estudios

Video en lengua de señas

AUTOCUIDADO:

Aunque somos diferentes entre nosotras tenemos algo en común: la necesidad de cuidarnos, defender nuestra vida y que esa vida sea libre de violencia.

Primero tienes que saber que nadie está sola. Siempre habrá otra mujer o mujeres con y sin discapacidad a nuestro alrededor.

Te puedes acercar a otras mujeres porque:

– Tú quieres compartir o necesitas apoyo o

– Tú conoces a otra mujer que tiene mucho que compartir o que necesita apoyo

El autocuidado colectivo significa crear relaciones entre nosotras que aseguren nuestra existencia y bienestar físico y emocional a través del cuidado.

Si ya tienes vínculos de confianza con otras mujeres, cuídalos y fortalecerlos. Pero si crees que no tienes vínculos de confianza, es momento.

Pueden ser mujeres de tu familia, de tu colonia, de tu escuela, de tu trabajo, o de otros lugares. Lo importante es que te sientas segura con ellas.

Esos vínculos se basan en:

imagen de mujeres bailando

Compartir entre nosotras: Distintas formas de comunicación para platicar lo que nos hace sentirnos felices, tristes, enojadas y otras emociones.

imagen de mujeres en silla de ruedes y mujer con aparato auditivo juntas

Aunque vivamos con distintas discapacidades o capacidades, podemos ser creativas y compartir juntas.

imagen de mujer en silla de ruedas y mujer con aparato auditivo intercambiando información

Aprender de las otras mujeres: Cada una tiene experiencias y saberes que aportan Se trata de dialogar entre nosotras y no imponer ideas

mujeres con aparatos auditivos compartiendo comida juntas

Cuidarnos: Para cuidar primero hay que reconocer que las mujeres con discapacidad podemos tomar nuestras decisiones y solicitar el apoyo cuando nosotras sintamos que lo requerimos.

El cuidado también es lo que nos hace compartir entre nosotras para vivir. Por ejemplo:

Compartirnos comida, apoyarnos en actividades de la vida diaria, brindarnos momentos para platicar, o hacer juntas algo que nos gusta, pero también, atender al llamado cuando una de nosotras necesita apoyo o vive violencia.

También es importante que aprendas a conocerte a ti misma, ya que te permitirá expresar tus ideas, emociones, inquietudes y dudas hacia las y los demás, así como establecer límites y aumentar los factores de protección hacia ti.

Algunas sugerencias son:

  1. Realiza actividades deportivas u otras que disfrutes y que te permitan conocer tus habilidades y gustos, así como relacionarte con nuevas personas.
  2. Participa en grupos artísticos, deportivos o musicales en donde te sientas cómoda y respetada.
  3. Reconócete como una mujer que debe ser respetada por los demás cuando expreses tus opiniones e ideas.
  4. Reconoce y explora tu cuerpo, así como las sensaciones agradables y desagradables que puedes sentir en ti.
  5. Identifica las partes, función e higiene de tus órganos sexuales internos y externos (pene, vulva, senos, ano, ovarios, testículos, etc)
  6. Infórmate sobre tus derechos sexuales y reproductivos.

DESCARGAR CARTILLA SOBRE DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS

  1. Expresa tus ideas y opiniones ante los temas que te interesen, hacia con tu familia, pareja y los grupos a los que pertenezcas.
  2. Expresa e identifica los diversos sentimientos agradables y desagradables que se generan en ti ante situaciones, actitudes y comportamientos de las personas con que te relacionas.
  3. Exprésale a los demás tú molestia cuando no estés de acuerdo, cuando te sientas incomoda y cuando te sientas agredida además de alejarte de ellas.
  4. Reconoce los posibles espacios y situaciones de riesgo que hay en lugares públicos y privados para que de suscitarse puedas pedir ayuda.
  5. Pide apoyo de otras personas cuando te sientas en riesgo en algún lugar público o privado.
  6. Expresa a alguien de tú confianza o grupo de apoyo, cuando estés viviendo una situación de violencia sexual.
  7. Si vives violencia sexual, denúnciala ante alguna autoridad.